Antes de usar la app

Las reglas del blackjack son muy sencillas pero si no sabes cómo jugar puedes mirarlas aquí antes de comenzar a usar la app.

Utilizar esta app no asegura que vayas a ganar al blackjack. Esta app te ayuda a tomar la mejor decisión mientras juegas, es decir, te dice que acción tienes que realizar para tener más probabilidades de ganar. Por lo tanto puede utilizarse como asistente durante el juego y también para aprender la estrategia básica del blackjack.

Instrucciones para usar la app

Solamente tienes que indicar cuales son tus cartas y cual es la carta visible del crupier. La app te recomendará la mejor decisión a tomar.

Paso 1: Señala cual es la carta visible del croupier con los botones amarillos.

Paso 2: Señala cuales son las cartas de tu mano en los botones blancos. Podemos dividir en 3 las situaciones posibles:

a. Tienes dos cartas con el mismo valor. Por ejemplo, si tienes el 3 de corazones y el 3 de picas, señalarás la opción 3-3 del primer grupo de botones blancos.

b. Tienes un AS y otra carta. Si tienes un AS y varias cartas en un determinado momento del juego, solamente tienes que sumar el valor de éstas. Por ejemplo, si tienes un AS y un 6 tienes que señalar la opción A-6 del segundo grupo de botones. Si tienes un AS, un 3 y un 2, señalarías la opción A-5 del segundo grupo de botones blancos.

c. Si no estás en los dos primeros casos, suma el valor de tus cartas y señala el valor en el 3º grupo de botones blancos.

A medida que vas pidiendo cartas, tu mano irá cambiando. Actualiza el valor de tu mano en cada momento pulsando en el valor correspodiente para que el asistente te de una recomendación actualizada.

Seleccionando una nueva carta del crupier se reinicia toda la secuencia.

Video de ejemplo

App para ganar al blackjack

Carta visible del crupier

2 3 4 5 6

7 8 9 10 A

Tus cartas

2-2 3-3 4-4 5-5 6-6

7-7 8-8 9-9 10-10 A-A

A-2 A-3 A-4 A-5

A-6 A-7 A-8 A-9

5-8 9 10 11 12

13 14 15 16 17+

Situación

El crupier tiene: -

Tu tienes: -

Acción recomendada por la app

Rendirse si es posible. Si no, pedir carta.